Tips para limiar tu casa y dejarla reluciente

Si has ido al supermercado con la intención de comprar los productos de limpieza necesarios para dejar tu casa impecable te habrás quedado de piedra al encontrarte con una oferta de productos de limpieza tan numerosa como la que se encuentra en estos espacios a día de hoy. Lo cierto es que no necesitas tantos productos, y elementos para encargarte de la limpieza de tu vivienda, con unos pocos trucos de limpieza para la casa es suficiente. Toma buena nota de ellos a continuación. Dejarás tu vivienda impecable, como si fuera nueva. Estos trucos te ahorrarán dinero, en productos de limpieza que después no usarás, y además te permitirán acometer la limpieza en mucho menos tiempo.

Te vendrán genial

La manera de limpiar, a la antigua usanza, puede ahorrarte grandes problemas. Verás que dejar la vivienda impecable no es una cuestión de tiempo y esfuerzo, sino más bien de ganas. No obtendrás más éxito en la eliminación de la suciedad y el polvo en tu vivienda por usar un número mayor de productos de limpieza, o friccionar con más intensidad las paredes. Esto lo saben muy bien los depositarios de los remedios caseros. Los trucos de limpieza para la casa hacen hincapié en el ahorro de medios y de tiempo. Con una gamuza para retirar el polvo, una aspirador convencional, un desengrasante, un poco de lejía, y la fregona tendrás bastante para emprender la limpieza general en tu vivienda. Descubre cómo emplear estos productos de limpieza y ahórrate tener que comprar más.

Productos indispensables de limpieza, olvídate del resto

  • Aplica una gamuza para retirar el polvo de estanterías y muebles

La simplicidad es la clave entre los trucos de limpieza. A la hora de comenzar a emprender la limpieza general de tu vivienda debes de tener en cuenta cómo retirar el polvo. Para cumplir este objetivo lo más fácil es utilizar una gamuza seca y limpia. Al pasarla por los muebles y estanterías puedes ir quitándoles el polvo. Recuerda hacerlo desde la pate de arriba, al suelo, y siempre en la misma dirección. Esta es la mejor estrategia para eliminar el polvo de la casa, y no hacer que se esparza por todas las superficies.

  • Una solución de lejía diluida en agua te ayudará a desinfectar el baño y los suelos

La desinfección es uno de los puntos más importantes a la hora de apilar trucos de limpieza para la casa. En los supermercados puedes encontrar un gran número de productos de limpieza. Estos artículos pueden ayudarte a limpiar la casa, pero en muchas ocasiones con un chorrito de lejía diluido en agua es suficiente. Esta solución puedes aplicarla en una bayeta para limpiar los cuartos de baño, aplícala para el alicatado de los aseos, el lavabo, el inodoro, o el plato de ducha. También debes de aplicarlo para los suelos del cuarto de baño, y de la cocina. En este caso sólo tienes que poner agua tibia en un cubo de agua y mezclarla con un chorrito de lejía. Moja una fregona y escúrrela bien para pasar por la superficie de los suelos. Lograrás dejar las superficies luminosas.

  • Usa un desengrasante para limpiar los procesadores de alimentos

La grasa es otro de los agentes a combatir entre los trucos de limpieza de la casa. Para eliminar la grasa incrustada lo más útil son los desengrasantes comerciales. Al pulverizar las zonas afectadas con la grasa con estos químicos la grasa se suaviza y después es mucho más fácil sacarla con un paño mojado. En tu vivienda debes de contar con estos productos a la hora de limpiar la placa de la cocina, la campana extractora, y el interior del horno.